RFC Gratis

La noción de RFC gratis fue un término que se acuñó desde que las siglas de este instrumento que permite a las autoridades fiscales saber cuáles personas o compañías deben con un tributo de manera periódica cambiaron.

Antes la gente relacionada las siglas RFC con “Registro Federal de Causantes”. Sin embargo, el término de la letra C fue modificado a “Contribuyentes”. Si bien, los mexicanos son los primeros en tener que acatar esta norma, no se debe olvidar que los extranjeros que tengan una participación o ganancia económica derivada de una actividad que se realice en el territorio, también deben de anexarse al SAT usando uno de los canales disponibles.

RFC Gratis

Una cuestión que me gustaría señalar es que muchas personas creen que utilizando los programas de cálculo de RFC, pueden obtener esta información sin entablar comunicación con las autoridades vinculadas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Es verdad que estas herramientas son de gran ayuda cuando una persona necesita corroborar su RFC con homoclave, pero sólo es recomendable emplearla cuando ya se ha generado la clave original. De lo contrario, puede ser que el sistema asigne una clave incorrecta y que si el interesado la llegara a ocupar en una instancia legal, pudiera hacerse acreedor a una multa.

Los pasos para inscribirse en el RFC gratis se han reducido a su mínima expresión en los últimos tres años. Hoy en día, cualquier persona que haya alcanzado la mayoría de edad, puede entrar a una computadora, abrir el explorador de Internet e ingresar a la página del SAT para empezar la base de pre registro. Un beneficio es la posibilidad de usar nuestra Clave Única de Registro de Población para esto.

En el supuesto caso de que aún no cuentes con ella, no debes perder los estribos, ya que podrás registrarte de manera manual llenando cada uno de los cuadros de texto que se te pidan. Fíjate que la dirección web en la que estés llenando el formulario, esté acompañada de un pequeño candado o bien que tenga letras en color verde.

Eso significa que ya has ingresado al sitio original y por tanto tu información personal está protegida. No dejes que piratas informáticos se adueñen de tus datos personales, pues ellos podrían cometer alguna clase de fraude utilizando la estrategia conocida con el nombre de “robo de identidad”.

Una manera de saber que nuestros datos fueron recibidos de la forma correcta es cuando después de aproximadamente dos semanas de haber empezado las gestiones para solicitar el RFC gratis, nos llega un mensaje al correo electrónico que pusimos en donde se nos entrega un número de folio. En algunas ocasiones, este mensaje es enviado por los programas de antivirus a la carpeta de SPAM, al no tener registrada esta dirección electrónica en nuestra lista de contactos. Por esa razón, es importante que mientras estés aguardando la respuesta del fisco, revises diariamente esa sección de tu e-mail.

Cuando decidas ir a recoger tu documentación, es decir, la Cédula de Identificación Fiscal, no olvides llevar una credencial con fotografía que esté actualizada.

Te puede interesar: