Consultar RFC

Una de las razones por las que las personas morales (empresas y organizaciones pertenecientes al sector privado) y las personas físicas (trabajadores asalariados o que realizan una actividad de manera independiente, pero que aun así obtienen una remuneración) deben consultar RFC al menos una vez al año, es porque de ese modo pueden cerciorarse cabalmente si han cumplido o no con las obligaciones que aparecen en el calendario fiscal.

Como sabemos, este documento es publicado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sin embargo, otro de los motivos habituales por los que un “ciudadano de a pie” se ve obligado a localizar los instrumentos que le permitan consultar su RFC es simplemente el hecho de que se ha integrado de manera formal al mundo laboral.

Consultar RFC

Así es, todo aquel individuo que tenga un trabajo lícito, debe obtener su RFC, a fin de que las autoridades fiscales puedan saber la cantidad exacta de dinero que debe entregarle al Estado por concepto de “impuestos”.

Algo que no debemos dejar de considerar es que el Servicio de Administración Tributaria (conocido por sus siglas como SAT), canaliza gran parte de las contribuciones a programas estatales y federales que tienen como propósito el mejoramiento de las condiciones de bienestar de la sociedad.

¿Qué es el RFC?

¿Qué es el RFC?Una definición rápida y simple de lo que es el RFC, es decir, el Registro Federal de Contribuyentes podría ser la siguiente: Se trata de una combinación de números y letras (13 en total) que sirve para identificar a cada persona de manera individual.

Para garantizar que esto sea posible, las autoridades tributarias han decidido tomar ciertos elementos de los documentos oficiales de identificación que son válidos en la República Mexicana (acta de nacimiento, pasaporte etc.)

De esa manera, las dos primeras letras tienen relación directa con el apellido paterno del solicitante. El tercer carácter guarda vinculación con el apellido materno. Por su parte, la cuarta grafía corresponde al nombre propio del ciudadano.

Le siguen seis dígitos, cuya unión forma la fecha de nacimiento de quien desea llevar a cabo una consulta de RFC.

Para concluir esta breve explicación, sólo nos resta decir que los últimos tres dígitos que aparecen en este código, se les ha dado el nombre de homoclave. Dicho de otra manera, esta combinación de números impide que otro registro sea idéntico a uno generado con anterioridad.

Al terminar el trámite de inscripción al RFC, el ciudadano obtiene su clave y la Cédula de Identificación Fiscal (también llamada CIF).

De acuerdo con cifras del Gobierno Federal se sabe que en la actualidad más de 40 millones de individuos se encuentran adheridos al programa de contribuyentes. No obstante, vale la pena aclarar que en algunos casos lo que cambia es la manera en la que estos fueron “dados de alta”, tomando en cuenta el régimen fiscal al que pertenecen.

Existen tres principales:

Régimen de sueldos y salarios En este se engloba a todos los individuos que reciben un sueldo por su labor dentro de una organización.

Régimen de prestación de servicios profesionales En este campo se puede catalogar a los trabajadores independientes. Por ejemplo, un psiquiatra, un veterinario, un arquitecto, un ingeniero informático entre otros.

Régimen de incorporación fiscal Corresponde a los “emprendedores” que han decidido iniciar un negocio propio. Por ejemplo, una tlapalería, una miscelánea, un expendio de comida. Anteriormente, a este sector se le conocía como Régimen de Pequeños Contribuyentes.

Requisitos para sacar mi RFC

Requisitos para sacar mi RFCObviamente antes de que estés en posibilidades de consultar RFC SAT, tienes que cumplir con los requerimientos que marca la ley para la obtención de este documento. En años anteriores, se trataba de un proceso sumamente largo y tedioso.

Sin embargo, desde que el Servicio de Administración Tributaria decidió renovar por completo su portal, el proceso para obtener la CIF online es de lo más fácil y rápido.

La primera ventaja que tendrás al inscribirte en línea, es que no te pedirán que presentes ningún tipo de documentación oficial, hasta que las autoridades te entreguen tus documentos.

Desde luego, somos conscientes de que no todas las personas que desean consultar RFC con Homoclave, tienen acceso a la web. Por esa razón, te decimos los requisitos mínimos que deberás cumplir para registrarte de manera personal en cualquiera de las oficinas del SAT, distribuidas a lo largo y ancho del país.

– Poseer la Clave Única de Registro de Población (CURP).

– En caso de ser menor de edad, deberás presentar tu Cédula de Identidad Personal. Esta documentación debe ser tramitada directamente en las oficinas de la Secretaría de Gobernación de tu localidad.

– Carta de naturalización (en caso de que hayas decidido adoptar la nacionalidad mexicana).

– Documento de situación migratoria vigente (sólo para extranjeros radicados de manera legal en México).

– Un comprobante de domicilio fiscal.

– Original y copia de la credencial oficial para votar con fotografía expedida por el Instituto Nacional Electoral (INE).

– En el supuesto de que el interesado no pueda realizar el trámite en persona, su representante legal deberá presentar un poder notarial y su identificación.

Por su parte, la inscripción del RFC en el portal del SAT, es bastante ágil. Lo primero que debemos hacer es contar con un equipo de cómputo que sea capaz de conectarse a Internet.

Como segundo paso, debemos abrir el explorador de Internet de nuestra preferencia y en la barra de direcciones escribir: www.sat.gob.mx y presionar la tecla de “Entrar”.

De inmediato, ingresaremos a esta página en donde posteriormente tendremos que localizar la pestaña de “Trámites”. Luego al hacer clic en ella se abrirá una nueva pestaña en donde deberemos posar el puntero del ratón sobre la palabra “RFC”, a fin de que se despliegue una ventana emergente, para luego seleccionar la opción de “Personas Físicas o Personas Morales” según sea el caso, dentro de la sección de Prescripción.

Posteriormente, hay que llenar el formulario con la información que se nos solicita y por último presionar en el botón de “Enviar”. Pasados 10 días hábiles, recibiremos en la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico, una confirmación de las autoridades fiscales, para ir a recoger nuestra CIF.

Calcular RFC

Calcular RFCCalcular RFC es la manera en la que muchísima gente se refiere al proceso de obtención de este código a través de un software de computadora. Lógicamente, para que el resultado sea satisfactorio para el usuario, éste debió haberse escrito en el SAT con anterioridad, pues de lo contrario los datos arrojados en el cálculo, no corresponderán con su homoclave.

Como ya señalamos en el párrafo anterior, hoy en día existen muchos sitios de Internet que ofrecen el servicio de calculadora de RFC. Sin embargo, hay que tener muchísimo cuidado al momento de ingresar nuestra información personal en esas páginas web, puesto que algunas de ellas han sido creadas con el único fin de obtener datos para luego utilizarlos en actividades ilícitas.

Los datos que se piden en estos formularios son: El apellido paterno, el materno, el nombre, la fecha de nacimiento, el género al que perteneces y la entidad federativa en donde fuiste registrado.

Una vez rellenados todos estos campos, lo único que falta por hacer es dar clic en el botón “Calcular” y listo en cuestión de segundos obtendrás en pantalla, no solamente tu Registro Federal de Contribuyentes, sino también la Clave Única de Registro de Población.

Donde y como consultar RFC

Donde y como consultar RFCCualquier persona puede consultar el RFC de forma virtual. Lo único que debes hacer es darte de alta en el portal.

Para ello, solamente debes ponerte en contacto con las autoridades fiscales de tu localidad y solicitarles que te asignen una contraseña de ingreso.

Éste trámite no tiene ningún costo para ti y además te llegará por correo electrónico.

Una vez que la hayas recibido, ya estarás en posibilidades de llevar a cabo muchas tareas desde la comodidad de tu hogar o bien desde tu espacio de trabajo.

Entre las funciones más destacadas, sobresale la de consultar RFC del SAT. Aunque lo cierto es que no se lleva a cabo una consulta como tal, sino que el sistema te brinda las herramientas para que puedas visualizar una copia en pantalla de tu RFC con Homoclave.

A fin de que no tengas ningún inconveniente a la hora de consultar esta información, te recomendamos que instales un navegador que ya cuente con lector de archivos PDF de manera nativa, como es el caso de Mozilla Firefox.

De esa manera, al hacer clic en enlace de consultar RFC en línea, tendrás la posibilidad de imprimir o guardar el archivo en tu ordenador para futuras consultas, sin la necesidad de que tengas que volver a ingresar tus datos en el portal del SAT.

Un aspecto que no hemos mencionado acerca de la nueva CIF, es que ahora todas las constancias cuentan con un código QR, mismo que puede ser leído con varias aplicaciones de telefonía móvil.

Se trata de un cuadrado que posee un diseño de grecas. Al momento de ser escaneado, éste arroja información precisa acerca del contribuyente. Estos datos permiten a las personas verificar que no haya ningún intento de robo de identidad.

Consultar e imprimir RFC

Consultar e imprimir RFCPara generar una impresión del RFC, deberás ingresar a la página del SAT a la sección de “Mi Portal”.

Después, coloca tu RFC completo, es decir, con homoclave y la contraseña que se te haya proporcionado. En algunos casos, si ya cuentas con tu firma FIEL, también puedes ocuparla como contraseña.

Para aquellos que no lo sepan, la FIEL, es una firma digital que sirve para que las personas puedan hacer negociaciones fiscales de manera virtual, sin correr el riesgo de la aparición del robo de identidad, gracias a que este sistema ha sido cifrado con un software especializado.

Volviendo al tema de imprimir el RFC, es importantísimo señalar que una vez que el consultante haya generado su fichero PDF, deberá tener conectada al ordenador una impresora (ya sea de manera alámbrica o bien inalámbrica) para que el proceso se lleve a cabo adecuadamente.

Lo bueno de esto es que no se requiere de un tipo de papel especial para llevar a cabo la impresión del Registro Federal de Contribuyentes. Dicho de otra manera, lo único que necesitarás será disponer de hojas blancas tamaño carta de papel bond.

Consultar RFC con Homoclave

Consultar RFC con HomoclaveA lo largo de este artículo ya hemos tocado temas como por ejemplo el calcular RFC o los distintos regímenes fiscales que existen en México.

A pesar de esto, la pregunta que la gente se sigue haciendo es ¿cómo puedo consultar mi RFC, si se me olvidado la contraseña de acceso?

No te preocupes, el SAT cuenta con una opción de “restablecimiento de contraseña”. Copiar la siguiente liga y contesta las preguntas que te haga el sistema:

https://www.siat.sat.gob.mx/PTSC/?opcion=15

Una vez que se haya creado la nueva contraseña, nuevamente podrás consultar RFC con Homoclave, las veces que sea necesario.

Validar RFC

Validar RFCSupuestamente hay varios métodos que permiten Validar RFC. Sin embargo, el único oficial es el que se realiza a la hora de entrar al siguiente link:

https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/ConsultaRFC/

– Teclea en el espacio correspondiente el código que aparece en la parte inferior de la pantalla, respetando el orden de los un números y letras, así como si éstas son mayúsculas o minúsculas.

– Da clic en el botón “aceptar”.

– Esta sencilla aplicación te da la oportunidad de validar un único RFC o bien llevar a cabo una validación masiva (el número máximo que soporta el sistema es de 5000).

– Captura la clave del RFC en donde se indica y oprime sobre “Consultar RFC”. En caso de que el código ingresado sea válido, se indicará con el siguiente mensaje “Clave de RFC válida”.

Consultar CURP y RFC

Consultar CURP y RFCHasta el momento, no existe ninguna página creada por el Gobierno Federal que permita la consulta de estos dos trámites. Sin embargo, no dudamos que, en un futuro cercano, se habilite esta opción, ya que cada día crece el número de personas que tienen acceso a Internet, ya sea desde una computadora o bien desde un dispositivo portátil como puede ser un teléfono móvil o una tableta.

Enseguida te dejamos enlaces directos a ambos sitios, ya sea si deseas consultar tu RFC, darte de alta en hacienda, imprimir RFC gratis o sacar la CURP.

– Para trámites relacionados con el SAT:

https://www.siat.sat.gob.mx/PTSC/

– Para obtener la CURP:

https://consultas.curp.gob.mx/CurpSP/inicio2_2.jsp

Para concluir, es necesario que tomes en cuenta que, para recibir tu Cédula de Identificación Fiscal, tendrás que hacer una cita en el SAT de tu localidad (por teléfono o por Internet).

Asimismo, es indispensable que guardes en un lugar seguro el número de folio que te será enviado a tu correo electrónico, luego de que hayan transcurrido al menos 10 días hábiles a partir del proceso de preinscripción.

Como te podrás dar cuenta, la consulta CURP y RFC es un trámite muy sencillo y útil.

También te puede ser útil: